Aprender jugando

La importancia del juego

 

Jugar es una actividad esencial en la vida de un niño, no sólo por diversión sino por los beneficios que aporta en su desarrollo, es por ello que contamos con unas instalaciones con un gran patio central asi como una aula de usos múltiples.

· Físicos, jugando los niños se mueven y hacen ejercicio casi sin darse cuenta, lo que les ayuda a desarrollar su coordinación psicomotora y la motricidad gruesa y fina.

· Desarrollo sensorial e intelectual a través de las formas, tamaños, colores, texturas, etc.

· Creación de hábitos de cooperación y socialización con otros compañeros

· Fomento de la creatividad y la imaginación

· Afectivos, experimentan emociones como sorpresa, nervios y alegría. Además, les ayuda a solucionar conflictos emocionales relacionados con sus necesidades y deseos, que pueden estar afectando a situaciones de su día a día

· A través del juego descubren su propio cuerpo, aprendiendo sus límites y los del entorno que les rodea